Por alguna razón, regresé al día siguiente, y llevaba conmigo una carta, compuesta por una frase. Hubiera querido escribirle largas notas, pero sólo conseguí formular lo simbólico:

Te veo con los ojos del alma
en un mundo
donde todos flotamos de la mano
unidos por un idioma especial

Sin decir palabra la entregé, en una escena que parecía haber sido ya escrita. Él la recibió como si hubiera estado esperando este momento toda una vida y no dijo nada, temeroso de que al pronunciar una palabra me esfumara en el infinito. Me retiré silecionsa, envuelta por hondas astrales de hipnotismo, donde ya no existen los sentimientos ni las palabras y convencida que según ya lo marcado, nos volveríamos a ver.

Y así fue, me acerqué una vez mas, y callados en nuestro diálogo de miradas, recibí de él una tarjetita que decía:

Una pena íntima
 deprime el corazón del hombre,
mientras que
una palabra amable
lo alegra.
..”

Me senté en el suelo junto a él, sin decir nada. Sin saber que la tarjeta que ahora tenía en la mano, me acompañaría como amuleto en el sendero del mañana y tratando de romper el silencio dijo sonriente: “me llamo Riqui pero no Riqui de los Menudos”. La frase me pareció una ironía de su propia invalidez. No supe si reir o si dejar correr mis lágrimas de impotencia y tristeza.

Desde aquel día, Riqui fue para mí, mi mejor amigo, mi hermano, la persona quien me escuchaba cuando estaba triste y reía conmigo cuando estaba alegre. Yo aplaudía feliz cuando participaba en sus campeonatos de carrera de sillas de ruedas o cuando representaba la ciudad con el equipo de basquetbol. Con él aprendí que era puntualidad, detalle que no conocía en un terreno donde era moderno llegar tarde. Èl no empezaba ningún partido sin verme entre el público, para fastidio de los organizadores. Leía pacientemente mis pininos en la narrativa, en largas horas que pasabamos en la vereda, donde lo conocí.

Todo funcionaba a la perfección con mi mejor amigo, hasta que un día le dí una mala noticia: iba a viajar por Europa durante 3 meses. Sus lágrimas, lastimaron mi deseos de ver el viejo mundo, que fueron cortadas con su determinación de evitar la despedida.

Al llegar al aeropuerto, todos preguntaban retóricamente por él. El aeropuerto se empezó a llenar con cientos de personas, situación poco normal en una ciudad como la de nosotros. Al averiguar la razón por tal multitud, nos informaron que un artista muy conocido llegaría a la ciudad, y sus admiradoras habían llegado de todo el país para recibirlo.

De pronto, escuché un grito estremecedor, mi nombre rompía el silencio ensordedor con una voz fuerte y dolorosa. Me pregunté si esa voz era escuchada por todos o retumbaba sólo en mi mente, como si viniera del mas allá. Todos callamos horrorizados ante los gritos llamándome. De pronto alguien dijo: “!Es Riqui!” como si despertaramos de una letargía, salimos corriendo en una lucha campal con la multitud. En una de puertas del aeropuerto lo encontramos llorando, temeroso de no poder cruzar esa barrera humana que nos separaba, lloramos abrazados, mientras repetía la frase: “no olvides a tu amigo Riqui”.

Su orgullo no permitía que nadie lo ayude con la silla, esta vez sin embargo, aceptó que entre los amigos cargaran la silla y a él mismo venciendo el mar histérico de esta masa humana, y lo acercaron a la terraza. Al caminar hacia el avión las manos de adios se iban haciendo cada vez mas diminutas, subí las escalinatas de una máquina que me alejaría del mar donde nací. Con un nudo en el corazón, traté de grabarme esta escena y guardarla en un lugar especial, sin embargo los adioses se convirtieron en manchas invisibles y sin formas, marcando así la separación la despedida.

Al llegar a Europa, recibí cartas de todos menos de él. Algunos me contaron que el escuchar mi nombre era como un cuchillo mortal que lo mataba poco a poco.

Los tres meses en este continente, se volvieron una vida, el tiempo tomó su curso natural y me casé, construí mi propia familia, mis hijos tuvieron sus propias familias. Después de largos años regresé a mi ciudad y no lo encontré, había partido con el viento a lugares extraños y alguna vez preguntó por mí. Escuché que solía sacar su album de fotos de adolescencia, y el álbum parecía mío, en todas las fotos aparecía yo.

Hace poco alguien mencionó en una reunión a los minusválidos artesanos, volteé buscándote como si te hubieran nombrado y te recordé amigo en tu silla de ruedas, confeccionando tus joyas de metal... Te he buscado en el baul de los recuerdos, no tengo fotos pero si la tarjeta que me entregaste en nuestro diálogo silencioso, con tu mirada confundida entre rayos intrigantes mezcla de seguridad y candor.

“La sinceridad que se refleja
en tu ser y tu corazón
de niña buena,
embeleza mi alegría

Gracias por regalarme
un rinconcito
de tu corazón
Amiga mía, Riqui

tarjeta2

Los casos que desean apoyar, están en lista de espera, como por ejemplo el caso de Gisela, niña con el símtoma de Apert “es difícil cubrir todos, pero no imposible”, manifiesta la comitiva, quienes nos dan un argumento inteligente, de porque ellos entregan el dinero directamente a los minusválidos:

“Nosotros enviamos el dinero y los aparatos ortopédicos directo al necesitado. Nunca a través de identidades grandes, que tienen sus sucursales en todo el mundo. La razón es que estas identidades primero tienen que mantener su personal y sus oficinas de trabajo y para esto utilizan las donaciones. Esto quiere decir que si nosotros entregamos dinero a estas grandes identidades de ayuda, primero sacan del dinero un tanto por ciento para la manuntención de los mismos y tal vez no llega ni la mitad de lo que llegaría si nosotros lo entregamos en mano al necesitado

También explican las formas que se puede ahorrar el costo de transporte par hacer el envío de estos aparatos, con el que todos pueden colaborar:

cuando enviamos aparatos ortopédicos, no utilizamos el correo, este dinero de envío puede servir para un día de manuntención de alguien. Así que buscamos personas que viajen a Perú y colaboren en llevar ellos mismos ya sea la silla de ruedas o las muletas. Las companias aéreas no cuentan como equipaje este tipo de objetos

La Red, ha decidido que cuando viaje algún integrante a Perú y si llegan directo a la ciudad del necesitado, y si parte de Berlín podría colaborar llevando una silla de ruedas o algo que puede facilitar la vida de estas personas, y así colaborar con esta institución. Con este acto, no perdemos dinero, pero si ganamos una sonrisa de alguna personas minusválida.

Linda de Gumprecht, es peruana y ha experimentado en ella misma la experiencia de tener un impedimento físico. El 12 de octubre, llega al encuentro de Peruanos en Alemania y presenta el Proyecto “Sol”. La Red se interesa por el proyecto y toma la desición de difundirlo.

Proyecto Humanitario
Reportaje:
 La Asociación "SOL-Soziale Organization für Lateinamerika e.V." prepara un evento en benficio del minusválido
Reportaje: La Asociación "El Sol" prepara un evento en benficio del minusválido
Narrativa corta: Con los ojos del Alma
Basado en un hecho real
tarjeta
Autora: Judith Sanders

Linda es la directora desde 1999 de la Asociacion “Sol e.V.” y así como lo dice su nombre, con su ayuda ha logrado resplandecer rostros marcados por la falta de una silla de ruedas o aparatos ortopédicos. Esta labor, está respaldada por la asociación, donde sus miembros se han propuesto respaldar a los artesanos minusválidos y a los artesanos, comprándoles su mercadería, vendiéndola en Alemania y completan el círculo al invertir ese dinero en ayudar al necesitado.

Linda ha brindado a Perú otro tipo de orgullo, y es en el campo del deporte. En 1979 gana en una competición internacional de minusválidos en Brasil dos medallas, una de Plata y otra de Bronce.

Una tarde de aquellas en que el sol apaciguaba su calor y el viento empezaba a azotar con fuerza, descubrí su mirada diáfana, confundida entre rayos intrigantes mezcla de seguridad y candor. Estaba sentado en la vereda, diseñando joyas hermosas, que moldeaba a su capricho y fantasía, y las entregaba al mejor postor.

Ese rostro varonil hizo que regresara una vez más a aquel lugar, como autónoma en busca de una respuesta sin pregunta. A medida que iba acercándome, iba repasando mentalmente el diálogo absurdo, que había planeado para él.

Cuando lo tuve frente a mí, confusa vi una silla de ruedas al costado, y al ver sus piernas débiles e inútiles, que contrastaban con su casi perfectas facciones, se abrió delante de mí una pantalla cruel, donde él corría por las orillas del mar, libre como el viento, veloz con la luz. No dije nada, lo miré fijamente y partí aturdida y confundida, preguntándome a mis 15 años, que conflictos había entre el Sr. castigo y la dama justicia, que resolvían sus trabajos, sin juicios ni perdón.

Información: Linda Meléndez
Fotos: Portal “El Sol”

Texto virtual escrito por la redacción

Ahora sus actividades deportivas han tomado otro giro y en octubre 2005 entregan a la Medalla “Burgerpreis”por el trabajo de la Asociación en Berlín otorgado por el Estado Alemán en honor al mérito. Ella sigue cooperando, con el “Club de Madres” de las zonas marginadas, y apoyando una escuela de impedidos físicos, en los pueblos jóvenes.

El evento a realizarse el 27.10.07, ha sido organizado por la comitiva de la Asociación “Sol e.V.” y mancomunado con la Sra. Azize Tank, representante de los migrantes del Distrito de Charlottenburg-Wilmensdorf y es en beneficio de un caso especial. Se trata de un minusválido de Caraz, a quien el estado peruano le ha donado un terreno. Los organizadores del evento opinan que con el terreno no soluciona mucho su problema. Mirko Romel Agurto Milla, es músico, arpista, tiene esposa Teresa Sofía Ángeles Milla y un niño, y su aspiración es grabar un CD para ayudarse economicamente con sus ventas y así tener una seguridad relativamente económica. Èl envío una carta pidiendo ayuda. (lea la carta)

Gisela
Donaciones

Postbank Berlin
Kontonummer: 629 359 108
BLZ 100 100 10
Datos del Evento

El 27.10.07 (18 horas) 
Municipalidad de Berlín
Rathaus Charlotteburg
Otto-Suhr-Allee 100 - Berlín

 

Gisela tiene el síndrome de Apert y necesita ayuda

ella ha desarrollado membranas interdigitales, una 
fusión completa entre los dedos de la mano. A 
medida que Gisela crezca, los huesos de las 
manos y de los pies se van a ir fusionando 
progresivamente, lo cual disminuye la flexibilidad
y el funcionamiento.

Pueblo Libre, 22 de Setiembre del 2007

Querida Sra. Presidenta de "SOL" para Latinoamérica,

primeramente para felicitarla por el valiosos apoyo que Ud. como su presidenta y todos los socios de su institución está dando a los minusválidos de nuestra patria, yo he leido algunos artículos en el Periodico el INCA de Caraz, y por intermedio de la Sra. Judy Pajuelo Escate, quisiera pedirle me ayude a construir mi casita para vivir junto a mi esposa y a mis hijos. Esta familia que he formado es un regalo de Dios y quiero sacarlos adelante.

Por motivos del destino estoy sentado en una silla de rueda, no tengo trabajo y tampoco un techo en donde vivir, estamos viviendo temporalmente en casa de amigos y familiares. El Alcalde de Pueblo Libre nos hizo la entrega de un terreno, para el cual solo tengo que pagar 400 soles, pero seguro Ud. se imaginará ni para pagar esa suma nos queda.

Mi hijito JEFERSON a su temprana edad me esta ayudando a tocar en las calles, en las plazas con su Huiro y yó con mi Arpa, es la manera de sobrevivir, sé que no debo de aprovecharme de mi hijito, sinó es la única manera de tratar de salir adelante hasta que pueda conseguir un trabajito.

Sra. Linda, le rogaria que escuche a mi pedido, Dios le pagará y le bendecirá por todo lo que usted viene haciendo ahora por los que mas lo necesitan.

A nombre de mi esposa y de mi hijito me despido esperando una respuesta de parte de usted y de la organisación que preside.

Atentamente

Mirko Agurto Milla.

 

Proyecto Humanitario
Reportaje:  Carta pidiendo ayuda de Mirko Agurto Milla
Medaille-0991
Medaille 0739

Entrega de la Medalla “Burgerpreis” en Berlín. En el grupo se encuentran los dos hijos de Linda

Entrega de la Medalla “Burgerpreis” en Berlín. Linda y la Sra. Thiemen, alcaldesa de nuestro distrito Charlottenburg-Wilmensdorf

 

Red Peruana Alemana
spacer
Instituciones

© Red Peruano Alemana

peru
bruce
Red Peruana Europea
RPE - Perú
RPE - Perú
RACAPRE
lea el reportaje
domestica
Sita-Maria